01 enero 2007

La Marca de la Bestia

en el magnicidio de Sadam Huseín
El genio del crimen parece tener su imperio de muerte, y nadie puede acercarse a él sin sentir los furores de una implacable venganza.
Simón Bolívar
Por: Jorge Mier Hoffman


A las 6 de la mañana hora de Bagdad, cuando el pueblo musulmán celebraba la fiesta de Eid al Adha, como un día sagrado de recogimiento y oraciones que se extienden hasta la Meca en el lejano oriente, del otro lado del mundo, George Bush, Presidente de los Estados Unidos, levantaba el teléfono para confirmar la ejecución del líder iraquí Sadam Huseín, prisionero en noviembre del 2003 tras la invasión de Irak por tropas Norteamericanas.

Asesinar al que fue Presidente de Irak por 27 años, sólo era posible mediante la arbitrariedad de una invasión ilegal y el abusivo uso de la fuerza que otorgan las armas y convierten a los hombre en bestias

Para la legislación internacional, Sadam era un Prisionero de Guerra que no podía ser ejecutado, ya que su vida estaba garantizada por los Tratados de Ginebra según la Convención de la Haya de 1907… Pero además, tampoco podía ser ejecutado, ya que la Constitución de Irak, promulgada en la década de los 90, prohibía expresamente la ejecución del Presidente Sadam… Por otra parte, asesinar al líder iraquí era una torpeza desde el punto de vista de la justicia y la paz en el Medio Oriente, ante el temor de convertirlo en un mártir y una bandera de lucha para los grupos fundamentalistas del Islam.

¿..Entonces… por qué asesinaron a Sadam Huseín y en una fecha tan especial para el mundo árabe..?

Sencillamente para enervar la ira y la venganza del mayor y más numeroso pueblo religioso del mundo, y donde reposa el 70 % de todas las reservar de petróleo del planeta: el pueblo musulmán… Nadie se traga el cuento de un “juicio justo” como anunció Bush… Si los planes de Bush resultan como lo planificó, con la muerte de Sadam se activarán actos de venganza de grupos fundamentalistas en todos los rincones del planeta, dejando una secuela de muerte, destrucción y desolación, como los tres ingredientes que le permitirá a George W. Bush obtener los poderes extraordinarios y recursos ilimitados que había perdido, en momento en que el Congreso de su país le es adverso a su fanática y enfermiza política de guerra, droga y terrorismo.

Matar a Sadam fue otra estrategia del Pentágono ante la crisis energética que vaticina el Monstruo del Norte..!

La muerte de Sadam lleva la inefable marca de esa bestia que Bolívar, con su asombrosa visión profética, llamaba “El monstruo del Norte”…
“Tenemos que unirnos porque si no el Monstruo del Norte nos devorará”
Simón Bolívar
Una bestia que se alimenta de la sangre de víctimas inocentes para justificar la inversión de miles de millones de dólares en armamentos… Una bestia que se vanagloria de la destrucción y la devastación para manipular jugosos contratos mil millonarios… Una bestia que incita el terrorismo para justificar la carrera armamentista; y que controla el comercio de la droga para mantener los altos precios de la cocaína y la marihuana con su “Plan Colombia”… Es una bestia asesina, que, inclusive, sacrificó a sus propios ciudadanos, cuando se confabuló para ejecutar un acto criminal el 11 de septiembre del 2001 que derribó las dos torres de Nueva York, y luego enviaba Sobres con Antrax para amedrentar a los temerosos ciudadanos estadounidense, en sus planes genocidas de justificar la invasión a Afganistán… Ya lo advirtió el Papa Benedicto XVI con respecto a la muerte de Sadam Huseín:
“Debemos prepararnos para una violencia sin precedentes y actos terroristas que se originarán como consecuencia de la muerte del líder iraquí”
La muerte de Sadam fue un magnicidio que condenó el mundo libre, denunciaron las organizaciones humanitarias del planeta y lamentaron todas las sectas religiosas, inclusive los chiítas, que los adversaban; pero que celebró George W. Bush la mañana del 30 de diciembre del 2006, en la esperanza de que, más temprano que tarde, los actos terroristas lleguen con el Año Nuevo, y lleven el terror y la miseria por todo el planeta; actos terroristas incitados por esa bestia feroz que ya nos había alertado el Libertador:
"Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad"
Simón Bolívar
Una bestia que sembrará el mundo de muerte, miseria y desolación en su insaciable sed de control de riquezas y poder económico; bestia que ha sido referida por las Sagradas Escrituras como parte del Apocalipsis que amenaza la existencia humana:

Sale de la "tierra", que es la "religión buena ordenada"... ¡es aparentemente un buen religioso!... pero con la autoridad de la Primera Bestia, extravía a los moradores de la tierra y hace que todos adoren al Anticristo, haciendo "grandes señales": Hace caer fuego del cielo, y fabrica una "imagen" del Anticristo que habla y mata a quien no la adora... y, finalmente, tiene un poder económico absoluto, impidiendo que nadie pueda comprar ni vender si no tiene la "marca de la bestia"
Apocalipsis 13:16-17


Por: Jorge Mier Hoffman

1 comentario:

  1. Sadam a muerto, viva Sadam... los gringos, con esa miopía que los caracteriza han creado un héroe... mira si son brutos, siguen viviendo las comiquitas del Capitán Maravilla o de del Fantasma de la Selva ligado con Tarzán de los Monos...

    Han creado un icono... un ícono que tomará más vidas gringas que las que podían haberse perdido de haberlo dejado archivado en una olvidada prisión...

    SADAM VIVE GRINGOS YA OS ENTERARÉIS...

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.