10 enero 2009

UN LLANERO HOLANDÉS VUELVE A EUROPA-3

TERCERA PARTE) EL CONTROL Y EL ORDEN.-

Por manera que tuvimos filósofos por jefes; filantropía por legislación, dialéctica por táctica y sofistas por soldados: Con semejante subversión de principios y de cosas, el orden social se resintió extremadamente conmovido, y luego corrió el estado a pasos agigantados a una disolución universal, que bien pronto se vio realizada.
Simón Bolívar.



Nota) links a las otras partes de este artículo:

Primera)
http://simon-bolivar-org.blogspot.com/2008/12/un-llanero-holands-vuelve-europa.html
Segunda)
http://simon-bolivar-org.blogspot.com/2009/01/un-llanero-holands-vuelve-europa.html


Hablábamos, en el artículo anterior, del cumplimiento de la ley ello no sería posible sin control y orden; y en esto control es la base de todo el asunto el cual tiene su asiento en una serie de funcionarios honestos –bien pagados- y mejor entrenados que realmente sirven al público… ellos forman la infraestructura que permite el tener a todos bien ubicados, y al estarlo, por ende, controlados.

El control tiene como base el número de identificación, el cual es único, algo similar al número de CI. Éste lo obtienes en cuanto fijas tu residencia y me figuro que los naturales en cuanto son presentados… nadie te toma tus huellas dactilares, ni te sacan fotos con un número en el pecho cual un vulgar delincuente… sencillamente te presentas con tu documento de identidad y tres fotos tipo foto-matón, y claro, los costos… No tienes que irte a las 3 de la mañana a agarrar una cola discutiendo con guardias de mala catadura… llegas, agarras un número y esperas no más de 20 o 25 minutos (demasiado según los locales), entonces, un solícito funcionario –quien no te chantajea ni te pregunta “cuanto hay pa´eso”- te llena tu solicitud y te ayuda en todo lo pertinente a la misma; y luego a los tres o cuatro días –no meses- está lista tu identificación…

Este número la autoridad lo liga con tu dirección, la placa de tu(s) carro(s), tu(s) cuenta(s) Bancaria(s), tu pago de impuestos, tu seguro, tus créditos, tu teléfono, tu celular, tu mujer, tus hijos, tu amante, etc… Así que con una red única de información estás siempre al descubierto, eres transparente, no hay mucho chance para la trácala o el quikirigüiki… Si una cámara te saca una foto (a tu carro) comiéndose un semáforo, o a exceso de velocidad simplemente te llega el bauche del banco participándote el cargo de la multa a tu cuenta.

Si a esto lo unes a un eficiente servicio de correos y un lógico uso de la computadoras e internet, todo se te hace más fácil… tus cuentas llegan a tu correo… te sientas ante el computador y haces tus pagos… El sistema es tan eficiente que recientemente me mudé –y a un pueblo vecino- y en menos de una semana ya todos mis datos habían sido transferidos a la nueva dirección con solo presentarme en el equivalente a la jefatura civil del nuevo poblado, presentar mi identificación e indicarles la nueva dirección… antes de la semana, recibos de agua, luz, gas y teléfono ya habían sido re-direccionados.

Y esto mis amigos, no lo hacen marcianos ni extraterrestres… lo hacen personas normales, comunes y corrientes… gente trabajadora quienes no tienen razón para complicar las cosas, que solo siguen unas pocas reglas establecidas y no andan buscando la forma de saltarse a la torera las normas… y, sobre todo, que no tienen nuestra “viveza criolla” para ser más caribes que los demás.

En este país, no me canso de decirlo, el mayor riesgo que corres es que te atropelle una bicicleta o que te resbales en la calle al pisar una ñeca de perro… las dos cosas –bicicletas y perros- abundan… es impresionante el orden en el tráfico… piensen en una especie de plazuela de no más de 15 mts x 60 mts, en ella convergen siete calles de doble vía, tres con doble riel de tranvía y pistas de autobús que se entrelazan entre ellas, todas con doble pista de bicicletas y paso de peatones… y lo fantástico no es que funcionen con los semáforos, sino que si se va la luz –yo fui testigo- todo funciona perfectamente tan solo respetando el orden de prioridades previamente establecido por unas pocas reglas básicas que todos cumplen…

Miren, esto es un asunto de cultura… de enseñanza desde la más temprana edad… algo que hay que ver para poder entenderlo… hace dos días fui a la farmacia a buscar unas medicinas, naturalmente agarré mi número y me puse a leer un periódico –el cual nadie se roba- y a mi lado había un nene que difícilmente superaba los tres o cuatro años… mientras la mamá recibía las medicinas él jugaba con un lego de tacos grandes –dispuesto especialmente para distraer chiquillos- al terminar la madre lo llama… y el chiquillo –sin que nadie le diga nada- agarra los tacos y los pone dentro del sitio donde los encontró…

Esta gente no habla de orden simplemente lo practica y no como algo impuesto sino como algo natural… este orden, que a mí me asombra, ellos ni siquiera lo notan… los latinoamericanos nos pasamos buscando un líder que imponga el orden, estos europeos del norte imponen el orden a sus líderes…

Está bien por hoy, la semana que viene hablaremos un poco de los comerciantes y del libre comercio… y hasta entonces camaradas, nos vemos en las teclas…

JotaDobleVe

¡¡¡A DESALAMBRAR!!!

¡CON CHÁVEZ TODO, SIN CHÁVEZ NADA!
¡La lucha es larga, y la estamos ganando!

¡VENCEREMOS!

1 comentario:

  1. Anónimo9:47 a.m.

    Bien mi estimado camarada, bien, "tamos" leyendo y aprendiendo. (Mauricio Bronstein)

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.