31 diciembre 2006

Periodistas y escritores delincuentes...

Ser imparcial aun con el color político que nos identifique; el credo religiosos o creencias filosóficas o metafísicas que nos guste o conceptuemos para bien o para mal, debe llevar un sello de imparcialidad que gane confianza a lectores que ansían...

Por. Hernando Cortés Pico


Los asesinatos que ocurren todos los días de periodistas y la persecución a veces con precio a sus cabezas de escritores de izquierda, se asemeja al sistema impuesto en los países del “tercer mundo” cuando implementan “limpieza social” matando a la mansalva a delincuentes comunes u opositores políticos antes de buscar con esmero y voluntades, la prevención del delito o la sana confrontación.

Ser escritor y ser periodista de izquierda en el mundo y más concretamente en el hemisferio sur, como también nos apellidan, es convertirse en el potencial enemigo de los estados que de cualquier lado político neoliberal o neoconservador que ejerzan el poder, se siente la cruda opinión, sea también política o imparcial de periodistas y escritores como muy peligrosa para sus intereses.

Los derechistas impiden el real desempeño de la profesión con las amenazas, con el bloqueo profesional, la desaparición física y toda suerte de atropellos que impiden el real desarrollo de la actividad y si la ejecutamos, es con el latente miedo y bajo el constante culillo que ya caracteriza la vida psíquica de periodistas y escritores en esta parte del globo monopolizado y proimperializado.

Pero también, claro está que los periodistas y escritores que venden al mejor postor su instinto, no su inteligencia y por ende sus plumas, actúan ni más ni menos como verdaderos delincuentes de la desinformación y la cínica mentira.

Un periodista del corte de Andrés Opennehimer por ejemplo, es a claras luces un periodista que delinque cuando abiertamente bendice el salvaje capitalismo, el forzudo y despampanante imperio norteamericano y miente con datos que un intelecto básico puede detectar como embuste cínica; a la vez que ataca el desarrollo de cualquier forma política que los pueblos atropellados decidan tomar. Ya es común que Andrés Opennehimer, reúna una caterva de Latinos, cuellos blancos politiqueros y agentes de obtuso, vendido y direccionada conveniencia y despotrique de baladíes maneras de procesos latinoamericanos auténticos que desesperados por la maldad del capitalismo inmisericorde y salvaje y que los monopolios con las armas y el terror de Norteamérica imponen, afirmando sus decadentes políticas externas. En una de sus ya cínicas presentaciones en su programa televisivo no tuvo otro argumento que desconocer los lideres humanistas que a través de la historia han defendido con su intelecto y muchas veces con las armas, los pueblos donde las barbaries de los cínicos imperios extraños y locales han querido imponerse para someter y esclavizar. ¿cómo pretende este hazmerreír, desconocer a Bolívar en América? ¿cómo desconocer a Benito Juárez en México? ¿Como ignoran los nicaragüenses a Sandino? ¿Como olvidar a Guadalupe Salcedo en Colombia? ¿Cómo no traer a nuestra memoria y rendir honores a figuras como Anacaona, Tupac Amaru, Montezuma, Calarcá y todos los jefes indígenas de América? ¿Acaso Wiston Churchill fue más importante que un libertario de nuestros estropeados continentes? ¿ De Abraham Lincoln no se tienen monumentos, biografías e historia después de ciento y pico de años? ¿George Washington no es el retrato más conocido que se pasea por el mundo en el dollar norteamericano? ¿Cómo pretende nuestro laureado por la extrema derecha y delincuente periodista Opennehimer ser creíble en sus columnas periodísticas y sus amañados programas en una población latinoamericana que ya no traga entero? ¿No es cinismo de un periodista hacer notar el valor de su pluma?

El mismo perecer de este escriba, va para el escritor y columnista Carlos Alberto Montaner, presentadores de canales de televisión en América pagados por los imperios y periodistas de otras latitudes que a sabiendas de su delictiva actividad periodística y literaria, venden sus destrezas instintivas, no inteligentes repito.

También, los premios que ofrecen academias y entes cuestionadas por su amarillisma compostura, deben rectificar su corrupción al galardonar a quienes ya son reconocidos en el mundo como agentes del bandido capital ultraderecho

Un escritor como Mario Vargas Llosa, enemigo de los hombres corrientes y defensor acérrimo de todo el capitalismo salvaje de los imperios reinantes por el simple echo de no haber sido condecorado con el premio novel de literatura por prestarse a se candidato y agente de los imperios y regalar su pluma sin remordimientos, también es un escritor delincuente.

Estas dos figuras ya reconocidas e intocables instintivos no intelectuales, cansan y desfiguran el periodismo y la literatura como el arte sublime de los artes.

Delinquir desde el computador, no es solo tarea de Akers o estafadores informaticos, también es: engañar al mundo con defensas y baladíes ensalzamientos de sistemas políticos que hasta ahora han fracasado por sus métodos de esclavismo y seguirán fracasando aun con el apoyo de periodistas y escritores que se venden sin remordimientos al mejor postor.

Ser imparcial aun con el color político que nos identifique; el credo religiosos o creencias filosóficas o metafísicas que nos guste o conceptuemos para bien o para mal, debe llevar un sello de imparcialidad que gane confianza a lectores que ansían, buscando encontrar cordura en un mundo sin cuerda. ¿Cómo defendemos con el don de la escritura quien sojuzga salvajemente a los hombres si nos comportamos como aliados abiertos de cualquier sistema cuestionado? ¡Y léase bien! ¡Cuestionado!? Escribir desde cualquier lado de nuestras convicciones políticas, religiosas, metafísicas o filosóficas ya sea una columna periodística o un libro, debe estar preñado de humanismo Universal que llene de reflexión a quien nos lee.

Por. Hernando Cortés Pico

1 comentario:

  1. juan valles12:45 p.m.

    Camarada, mis felicitaciones.Feliz Año nuevo.Que arrecho eres???

    Cuidate la Oligarquia no perdona.Hasta la Victoria Siempre.

    Patria o Muerte , Venceremos

    juan valles

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.