08 diciembre 2006

Luna de Miel Roja Rojita

o... pongamos las peras en remojo y oigamos los cantos de ballena
Es el momento de profundizar la Revolución Bolivariana, para no darle una nueva excusa a una oposición desquiciada que no apuesta al progreso de Venezuela, sino que desde ya está trabajando por el Revocatorio Presidencial dentro de dos años…
Por: Jorge Mier Hoffman


Lo que pasó el 3 de diciembre es lo mismo que ha venido ocurriendo en los 8 años que lleva el Presidente Chávez en la Presidencia de la Patria de Bolívar… Para los demócratas no hubo sorpresa: Ganó Chávez con el apoyo indiscutible de un pueblo que participa del juego democrático, y perdieron los desquiciados que buscan sacarlo a cualquier precio; porque la oposición racional, democrática y nacionalista, hace décadas que ha estado ausente del panorama político venezolano… Del resultado del 3 de diciembre podemos sacar dos lecturas: significó para la oposición una victoria más del chavismo, mientras que para el mundo democrático es la cuarta reafirmación del liderazgo indiscutible de Chávez en 8 años de mandato con 4 elecciones presidenciales, y un total de 8 procesos electorales que ha ganado la Revolución Bolivariana de manera consecutiva; con la peculiaridad, de que en cada votación el Proceso Revolucionario adquiere mayor cantidad de votos… Pero aún con este resultado aplastante no nos dejemos engañar… Recordemos lo que nos susurró Rosales: “pongamos las peras en remojo y oigamos los cantos de ballena
A pocos días de las pasadas elecciones nos quieren engañar conque el país vive una Luna de Miel
Nos quieren embaucar en una nueva Luna de Miel con la misma desquiciada oposición que se aprovecha del lenguaje de “amor” que trasmitía el Presidente en la Campaña Electoral, para cautivarnos en la trampa de la infamia y la mentira con la pretensión de que le demos espacios en la Asamblea Nacional, amnistía para los políticos presos, perdón para los medios de comunicación golpistas, indulgencia para los apátridas en el exterior y apertura incondicional para los corruptos de la Cuarta República que nos acechan como aves de rapiña…
  • Esta es la misma Luna de Miel que tuvimos con la oposición a partir del 16 de febrero de 1999 cuando Chávez asume la Presidencia de la República, pero que duró “lo que canta un gallo”, cuando comenzó la guerra mediática en contra de la modificación de la vieja Constitución de 1961 propuesta por Chávez…
  • Es la misma Luna de Miel que tuvimos a partir del 25 de abril de 1999 cuando Chávez tuvo su segunda victoria cuando ganó el plebiscito para convocar a una Asamblea Constituyente, con unos desquiciados que pretendían dominar dicha Asamblea…
  • Es la misma Luna de Miel luego que Chávez tuvo su tercera victoria al ganar la mayoría de los integrantes a la Asamblea Nacional el 25 de julio de 1999, obteniendo 120 cargos de un total de 131…
  • Es la misma Luna de Miel luego que Chávez fue juramentado como Presidente de la República de Venezuela por la Asamblea Nacional Constituyente, y a partir de ese momento se desbordó la esquizofrenia mediática y del golpismo…
  • Es la misma Luna de Miel luego que Chávez obtuvo su cuarta victoria al ganar la aprobación de la Constitución Bolivariana de Venezuela el 15 de diciembre de 1999…
  • Es la misma Luna de Miel luego que Chávez logró su quinta victoria en la elección Presidencial el 30 de julio del 2000 conforme a lo exigía la Constitución Bolivariana de Venezuela, enamoramiento que se transformó en el genocida Golpe de Estado del 11 de abril del 2002…
  • Es la misma Luna de Miel que tuvimos tres días después, el 13 de abril del 2002, cuando Chávez llamó a la paz y la reconciliación, y que se convirtió en la traición de un “Paro General” en diciembre de ese mismo año que casi quebró al país en más de 10 mil millones de dólares…
  • Es la misma Luna de Miel que tuvimos el 15 de agosto del 2004 con el Referendo Presidencial donde Chávez obtuvo su sexta victoria, para convertirse en una conspiración enfermiza de 24 horas de manipulación mediática que apostó a un nuevo Golpe de Estado con el retiro de todos los candidatos de la oposición a la Asamblea Nacional el 4 de diciembre del 2005, lo que significó una séptima victoria para Chávez al lograr todos los puestos en la Asamblea Nacional, lo que agudizó la guerra mediática hasta el pasado 3 de diciembre con el triunfo aplastante de Chávez con más de un 60 % de los votos, lo que significa la octava victoria de Chávez en ocho años de gobierno…
Por lo tanto podemos afirmar, que Chávez se ha medido electoralmente una vez cada año
Para los desquiciados no han sido suficientes las 8 derrotas consecutivas ni mucho menos el resultado aplastante que les dio el pueblo venezolano el pasado 3 de diciembre, ni que el mismísimo Rosales reconociera su derrota, ni que el Comando Político de Rosales confirmara los resultados del Consejo Nacional Electoral, ni que SUMATE también reconociera el triunfo de Chávez, ni que todos los observadores internacionales avalaran los resultados electorales, al extremo de calificarlo como el más moderno del planeta..! Ahora la matriz de opinión se orienta a que la oposición son 4 millones… No importa que el chavismo tenga más de 7 millones… No importa que Chávez haya ganado 8 veces consecutivas en 8 años… ni que haya sido reelecto para un nuevo período de 6 años con el apoyo de la mayoría del pueblo venezolano… eso no es importante..! Para los desquiciados lo importante es que son un coñazo de escuálidos con poder, dinero, periódicos, radios, televisoras y apoyo del imperialismo Norteamericano, y por lo tanto tienen el derecho de imponerse sobre la mayoría, aun cuando ello signifique continuar manipulando la verdad.
Seríamos demasiados imbéciles, tontos e ignorantes, pensar que vivimos una octava Luna de Miel
Es el momento de profundizar la Revolución Bolivariana, para no darle una nueva excusa a una oposición desquiciada que no apuesta al progreso de Venezuela, sino que desde ya está trabajando por el Revocatorio Presidencial dentro de dos años… Profundizar la revolución es declarar la guerra a la corrupción, revocar las concesiones a los medios golpistas, y a la cárcel los traidores y los apátridas… Profundizar es llevar la revolución al Poder Judicial, a las universidades, a los sindicatos y al sistema empresarial y financiero… Profundizar es desterrar la incompetencia de la Administración Pública, acabar con el burocratismo de más de 332 alcaldes y municipios que hacen mil negocios… Es convocar al diálogo nacional para una jornada contra la delincuencia que afecta mayormente a los pobres que a los ricos… Profundizar la Revolución es eliminar las Asambleas Legislativas de los Estados que sólo sirven para hacer negocios… Profundizar es fortalecer la Contraloría Social y la participación ciudadana… Es nacionalizar las empresas básicas como minería, comunicaciones y electricidad… Pero lo más inmediato, profundizar es eliminar de la CONSTITUCIÓN la trampa y los vericuetos que sembraron los infiltrados de la oposición desquiciada, para que cayéramos en la trampa de justificar la anarquía y las prebendas políticas, que hoy exponen aquello que apuestan a la destrucción del país y a favor del imperialismo.
Cuando hayamos profundizado la revolución, ese día tendremos una eterna Luna de Miel Roja Rojita

Por: Jorge Mier Hoffman


1 comentario:

  1. Anónimo6:07 p.m.

    Hace falta que todos sean rojos rojitos para poder lograr cosas en el pais?? Cuando hay cambios BUENOS en el pais nadie reclama y nadie esta en contra.. Mas bien a los que llamamor "opositores" dejarían de serlo y se unirián a esta cambio y a nuestro comandante!

    CON CHAVEZ Y POR EL PUEBLO..!!!!

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.