06 octubre 2011

LA MOMIA INSEPULTA…

o el cadáver errante…

"... ¡qué lloren sus iguales y se traguen sus lágrimas, se acabó el monstruo prócer, se acabó para siempre, vamos a festejarlo, a no ponernos tibios, a no creer que éste es un muerto cualquiera, …, a no olvidar que éste… ¡es un muerto de mierda!" (*)
De: “A la muerte de un canalla”, por: Mario Benedetti




Por: J.W. de Wekker Vegas.

Nauseabundo el aquelarre que han formado los adecos para celebrar el retorno a Venezuela de la momia insepulta de Carlos Sangrés Pérez… Recuerda el show montado las misas negras de brujas… o las danzas del K.K.K. alrededor de una cruz en llamas. La oscuridad y el mal olor fue lo común en el evento.

¿Por qué?... Yo no dejo de preguntarme: ¿por qué los señores de la oposición se ven en la necesidad de enaltecer ese tipo de basura?… Más ganarían guardando el cómplice silencio que han mantenido hasta ahora… Señores, si fueron los mismos personajes, quienes gargareaban hipócritas alabanzas contra el genocida ladrón, quienes expulsaron a Carlos Sangrés de AD…

 Definitivamente la oposición venezolana está mal, muy mal… Está tan mal que tienen que enaltecer sus detritos, para ellos parecer menos mierdas y así tratar de figurar…

No pude aguantar las nauseas… las imágenes de amigos asesinados directamente, -o por ordenes directas- del colombiano genocida pasaron ante mis ojos… Fueron aquellos que no forman parte de las listas de los muertos conocidos, aquellos de los cuales hablara Mario Silva en su programa; no, a esos ya los conocen todos… Recordé a los muertos que nadie recuerda: al Morocho Guerra por ejemplo, muchacho de Coche, muerto frente la iglesia de Santa Teresa, cuando con una cámara en la mano fotografiaba al esbirro quien le disparaba, recordé a las docenas de líderes estudiantiles y campesinos quienes aparecían muertos en cualquier rincón de la patria, reseñados -si lo eran- por los medios cómplices como “balas perdidas” o “ajustes de cuentas”… Viendo el aquelarre, no pude dejar de recordar que el asesino a quien alababan fue aquel quien recibió la orden de “Disparen primero y averigüen después” del invertido y también asesino fundador de Acción Democrática, ratas, ambas, de una misma cañería (con mis disculpas a las ratas)…

Pero ya no importa, lo importante es que el asesino -cadáver insepulto- ya es historia… Y será la historia quien lo juzgue, no sé si ella será indulgente con él, pero yo no lo soy ni pienso serlo… si el futuro me da vida -y regreso alguna vez a la patria- haré sobre su tumba, lo mismo que hice sobre la de su padre político, o sea orinarme en ella.

Dicen que los gatos cagan tan hediondo que -por pena propia- solo ellos  pueden enterrar su mierda, dejemos pues que los adecos entierren la suya, y sigamos la vida como si no existieran, pero recordando siempre quiénes son, cómo son y a que huelen.

Nos vemos en las teclas,

JotaDobleVe
jotadobleve@gmail.com








(*) Tomado del poena de Benedetti:

OBITUARIO CON HURRAS

Vamos a festejarlo
vengan todos
los inocentes
los damnificados
los que gritan de noche
los que sueñan de dia
los que sufren el cuerpo
los que alojan fantasmas
los que pisan descalzos
los que blasfeman y arden

los pobres congelados
los que quieren a alguien
los que nunca se olvidan
vamos a festejarlo
vengan todos
el crápula se ha muerto
se acabó el alma negra
el ládron
el cochino
se acabó para siempre
hurra
que vengan todos
vamos a festejarlo
a no decir
la muerte
siempre lo borra todo
todo lo purifica
cualquier día
la muerte
no borra nada
quedan
siempre las cicatrices
hurra
murió el cretino
vamos a festejarlo
a no llorar de vicio
que lloren sus iguales
y se traguen sus lágrimas
se acabó el monstruo prócer
se acabó para siempre
vamos a festejarlo
a no ponermos tibios
a no creer que éste
es un muerto cualquiera
vamos a festejarlo
a no volvernos flojos
a no olvidar que éste
es un muerto de mierda

Mario Benedetti 



5 comentarios:

  1. Anónimo5:18 a.m.

    Querido Amigo, Camarada y Compatriota, quisiera darte un abrazo, fuerte, pues tu articulo dice, cuanto yo quisiera gritar, desde lo mas alto de las torres del centro Simón Bolívar, para que el mundo entero lo oyera, cuanta verdad en tus palabras, pero lamentablemente oímos a algunos camaradas pedir respeto para ese criminal y ladrón, la peor de las ratas después de Rómulo Ernesto Betancourt Bello.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:19 a.m.

    Comentario de un amigo

    Nuestra vocacion por la justicia y nuestra lucha y oposicion en contra del terrorismo de estado de todos los tiempos, no puede ni debe llevarnos a resentimientos de venganza y rencores extremos ni rebajarnos a los abismos habitados por los asesinos de los pueblos.
    Tampoco a ser recurrentes con la desgastada frase " que dios lo perdone" pero en cambio a fortalecer la memoria historica para que nuestra consciencia colectiva no olvide.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus comentarios "anonimo 1"...

    Apreciado amigo "anónimo 2",

    Respeto profundamente su vocación de "Justicia", pero no hay que confundir esa palabra y mucho menos equipararla al "terrorismo de estado" de la época adecopeyana...

    Sin embargo le felicito, al hablar así se ve que no perdió usted a nadie en aquellos 40 años, no hay recuerdos en su mente de un hijo abatido, u una hermana violada y torturada antes de ser asesinada, o de una esposa que cae ante usted con un disparo de un esbirro en su cuello; es usted producto de la juventud que se levantó creyendo los cuentos de pajaritos en estado de gravidez...

    Y, por el otro lado, estoy seguro que no se despierta usted en la noche los recuerdos de aquellos a quien se vio obligado a matar cuando aún no cumplía 20 años, en una lucha fratricida a donde lo llevaron unos líderes de pacotilla; esos mismos que hoy exhiben grandes fortunas o son dueños de diarios e imprentas...

    Sí, le felicito, usted es una persona "normal"... pero mi amigo, la rabia -no el odio- es lo que nos queda a muchos quienes vivimos esa época, no a los habladores de paja quienes hoy se rasgan las vestiduras...

    Respeto, pues profundamente, mi amigo su apego a la "Justicia", pero piense que hay otros quienes sacrificaron, poco o mucho, para que usted pueda tener el derecho a ese "respeto".

    Pero sólo le pido a usted que respete usted el derecho de mearnos en la memoria de todos los hijos de puta (con el perdón de las pobres putas de honor) que practicaron el terrorismo de estado como "democracia", y estar en contra de los payasos que medran dentro del proceso ganando indulgencias con ajenos escapularios...

    JotaDobleVe.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:29 p.m.

    No se como llegué aqui, eres un resentido, un grosero, un falta de respeto... Yo tambien renegué de Carlos Andres Pérez, pero aun asi, solo le pedí a Dios ( si es que eres creyente) que lo perdonara por sus errores cometidos, porque errar es de humanos solamente y fijate vivo en paz, en cambio tu, de seguro vives amargado, estresado, al asecho de los demás, pendiente del que diran (los demas)y asi terminas enfermo, si, enfermando a los demas, enfermandote de la cabeza y de la salud de tu cuerpo...deja el resentimiento y busca la manera de hacer de Venezuela un pais mejor, no se puede olvidar las cosas del pasado porque de ello aprendemos a no cometer los mismos errores y no se puede vivir en el pasado, el pasado no lo podemos cambiar, el pasado pasó, se vive en el presente y se hacen bien las cosas en el presente para tener un mejor futuro..Asi que deja a los muertos en paz y vive tu vida en paz...Ojo no quiero decir con esto que era Adeco o a favor de Carlos Andrez Pérez "NO".
    Me cuesta pensar que seas una persona culta (con estudios universitarios) por la manera en que te expresaste, hay maneras de insultar y de faltar el respeto con palabras sutiles, palabras inteligentes para personas que las entiendan y no cayendo tan bajo como en los peores suburvios de una ciudad anarquica..Espero que en tu futuro seas una persona mejor y para el bien y no seguir alimetanndo el odio y el resentimento, porque eso es lo que persibo de usted...Disculpeme algún error en la ortografía..!

    ResponderEliminar
  5. Ja ja... este si tiene bolas, resulta que es un santurrón con complejo de predicador y quiere acomodarme… No mi amigo, no soy un amargado, soy sumamente feliz. Soy tan sólo uno que llama al pan: “pan” y al vino: “vino”; yo no ando con hipocresías y si he de cagarme el alma de alguien me cago en ella, sin frases bonitas ya que la mierda es mierda no importa como la llames… Mis saludos y por favor, salva tu alma que ya será bastante… Por cierto, ya hice lo prometido sobre la tumba del bodoque momificado y te aseguro que me sentí feliz… JW

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Son moderados y nos reservamos el derecho de publicación.